Visita a Chartres, la catedral bella y misteriosa

Visita a Chartres, la catedral bella y misteriosa

publicado en: Escapadas | 0

Es una de las más impresionantes de Francia, los enigmas que la rodean son otro aliciente para conocerla. Visita a Chartres, la catedral bella y misteriosa

Como otras muchas catedrales, Chartres fue construida sobre otros templos que habían existido anteriormente. Concretamente, el emplazamiento de Chartres había sido un centro enseñanza druídica. En el siglo III los cristianos encontraron una estatua de una Virgen Negra y construyeron un emplazamiento dedicado a la Señora. Llamaron a este lugar la Gruta del Druida. En esta gruta había un pozo que denominaron el Pozo de los Santos Fuertes. Se cree que la cripta era un lugar de refugio en caso de peligro y esto dio origen a muchas leyendas. Aquí acudían los enfermos con la esperanza de ser curados. Sobre la cripta se fueron construyendo los sucesivos templos hasta la actual catedral.

 

Visita a Chartres, la catedral bella y misteriosa

Cuenta la leyenda que los caballeros templarios descubrieron en Oriente secretos de la arquitectura. Bernardo de Clairvaux fundador de la orden del Cister, convenció a 9 caballeros franceses para que fueran a descubrir los secretos ocultos del Sagrado Santuario bajo las ruinas del Templo de Salomón en Jerusalén.

La búsqueda duró diez años, hubo sospechas de que los caballeros se habrían iniciado en el ocultismo. A su vuelta a Francia se rumoreaba que habían encontrado el arca de la Alianza, el cofre que contenía los secretos de la ley divina referente a números, pesos y medidas y entre estos el número áureo.

Pues bien, en la catedral de Chartres, la ley del número áureo (1,618) rige todas las proporciones: las distancias entre pilares, las longitudes de la nave y los cruceros, todo son múltiplos de este misterioso número. Los templarios dejaron numerosos simbolismos en la construcción de la catedral, algunos de los cuales aún no han sido descifrados.

chartres-559906_640

Chartres es conocida por sus vidrieras y por el color de éstas el famoso “azul de Chartres”. Las vidrieras se han conservado desde la Edad Media, fueron realizados entre 1205 y 1240. Los más antiguos son los de las capillas del ábside. Las vidrieras fueron completamente desarmadas para protegerlas en la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

laberinto de Chartres

Otro elemento simbólico que caracteriza a la catedral de Chartres es su laberinto, una composición de dieciséis metros de diámetro y 264 metros de recorrido a través de once círculos concéntricos grabado en el suelo, similar al que había en otras catedrales de la época. La curiosidad que presenta este laberinto, a diferencia de los otros, es que solo admite un camino posible. Realmente no existe ninguna base documental sobre el significado de este laberinto y nadie sabe que querían representar sus creadores. Se cree que la función del laberinto simboliza la búsqueda interior, que nos llevará al mismo centro, lugar donde se encuentra la esencia divina.

Y para finalizar la visita a Chartres, la catedral bella y misteriosa te recomendamos un paseo por esta preciosa y tranquila ciudad.

Dejar una opinión