Descripción

Lo llaman la “Maravilla de Occidente” por su emplazamiento, su historia y su arquitectura. Siempre ha estado rodeado de misterios que excitan la imaginación, como las arenas movedizas, las nieblas súbitas y las mareas que suben “a la velocidad de un caballo al galope”.

Bien fortificada, su construcción con bloques de granito procedentes de Bretaña y de las islas Chausey, fue una auténtica proeza. Comenzó en el s. XI con la edificación de una iglesia en la cima de la peña.

Itinerario sugerido

1 día

  • Salida en tren de alta velocidad a Saint Malo. Visita de la ciudad corsaria.

2 día

  • Visita al Mont Saint Michel

3 día

  • Los tesoros del valle del Rance Dinan, Combourg y otras perlas

4 día

  • Regreso a París en tren de alta velocidad

 

 

 

Dejar una opinión