Escapada a Chantilly, un palacio, una biblioteca, una colección de arte y un centro ecuestre de prestigio internacional.

En la escapada a Chantilly visitarás un bello palacio con una rica historia que causó la envidia del Rey Luis XIV, porque su propietario  Luis II de Borbon, conocido como el Gran Condé, consiguió reunir a intelectuales y artistas como Molière, Racine, La Bruyère, La Fontaine, Bossuet convirtiendo el palacio en una corte paralela a Versalles.

Chantilly debe su estado actual al duque de Aumale, hijo del Rey Luis-Felipe. Gran bibliófilo hace reconstruir el palacio y decide albergar aquí sus colecciones de libros y de arte.

Escapada a Chantilly Cabinet des livres
Cabinet des livres

La biblioteca tiene unos fondos de 60.000 volúmenes y 1500 manuscritos; entre estos el que se considera el manuscrito más bello del mundo: Les Très Riches Heures du duc de Berry.

El palacio tiene la segunda colección de pintura antigua más importante de Francia después del Louvre. En las galerías se exhiben obras de Raphaël, Ingres, Van Dyck, Poussin, Watteau y Delacroix…

Los jardines del palacio son de tres estilos diferentes:

  • El jardín francés. De trazado geométrico y casi siempre simétricos. Creado por Le Notre, autor de los jardines de Versalles, y era su obra preferida.
  • El jardín anglo-chino. Creado en 1773, con un hameau que inspiró a Maria Antonieta para hacer el suyo en Versalles. Representa el gusto por todo lo asiático en el siglo XVIII e imita, a diferencia del francés, el lado salvaje de la naturaleza.
  • El jardín inglés, diseñado por Dubois en el siglo XIX, es de inspiración romántica, creado para embellecer la naturaleza.

 

Escapada a Chantilly las caballerizas

Pero si hay algo que ha dado fama internacional a Chantilly han sido los caballos. El hipódromo de Chantilly es un entorno único para los grandes premios; su centro de entrenamiento acoge a 3000 caballos pura sangre.

Sus cuadras, especializadas en doma, proponen impresionantes espectáculos. Las caballerizas, obra de J. Aubert en el siglo XVIII son un auténtico palacio para los caballos, poseen también el Museo del Caballo.

Además, el palacio fue testigo del nacimiento de la  cuisine française y del protocolo en la mesa. No puedes terminar la escapada a Chantilly sin antes haber probado la crema Chantilly original, prueba a tomar un tentempié en el restaurante del Hameau

Escapada a chantilly hameau cc by P poschadel

Acceso : RER D : Desde la Gare du Nord, parada en « Chantilly-Gouvieux » (25 min)

Más información en Domaine de Chantilly

Dejar una opinión