Verdadero crítico de nuestra modernidad y uno de los mejores maestros del dibujo del expresionismo:  Egon Schiele en la Fundación Louis Vuitton

La obra de Egon Schiele es indisociable del espíritu vienés de principios del siglo XX. En 1909 funda el Neukunstgruppe y gracias a la Secesión vienesa y a Gustav Klimt descubre los trabajos de Van Gogh, Munch, Toorop.

A partir de 1911 y no sin un cierto aislamiento se concentra en su producción, fascinante por la distorsión de los cuerpos que propone , la introspección, la expresión frontal del deseo y del sentimiento trágico de la vida. Tocado por la gripe española en 1918 el artista habrá realizado en un decenio unas trescientas pinturas y varios miles de dibujos.

Esta es la primera monografía de Schiele en París desde hace 25 años y  muestra grandes obras del artista traídas de diferentes galerías. Ciento diez obras que nos guían a lo largo de su vida con un trazo continuo, nervioso, rápido. Una multitud de retratos que forman un cuerpo íntimo e intimista. A menudo comparado con Gustav Klimt, el arte de Schiele es más oscuro y menos contemplativo. Tachado de voyeur y pornógrafo por la justicia austriaca en 1912 este artista molesta tanto actualmente como lo hizo en su época. Egon Schiele es un verdadero crítico de nuestra modernidad: hipersexualidad, cuerpos descarnados y narcisismo son los temas presentes en su obra u continúan siendo de actualidad.

 

Egon Schiele en la Fundación Louis Vuitton

Del 3 de octubre al 14 de enero de 2019

Fundación Luis Vuitton

8, Avenue du Mahatma Gandhi Bois de Boulogne – 75116 – Paris

 

Dejar una opinión