El 8 de mayo de 1945 a las 15h las campanas de las iglesias de Francia anunciaban el fin de la Segunda Guerra Mundial, el Día de la Victoria.

La celebración del armisticio se realizó desde 1946 pero hasta 1981, bajo la presidencia de Miterrand, no se declara feriado.

Todo empezó el 7 de mayo de 1945 cuando el Jefe del Estado Mayor de la Armada alemana firma en Reims, en el cuartel general de los aliados, el acta de rendición de Alemania. Todas las armadas alemanas en Europa tuvieron como plazo el 8 de mayo a las 23h:01 para rendirse y 15 minutos más tarde en Berlín se firmó la capitulación de Alemania en presencia de representantes de la URSS, Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos.

El 8 de mayo, el general de Gaulle anunció en persona,la capitulación alemana en una locución radiofónica. A partir de ese momento, en toda la geografía francesa se viven  escenas de alegría que celebran la derrota de la Alemania nazi.

En París cada año se organizan dos ceremonias, el presidente de la República deposita una corona en la estatua del General de Gaulle, en la plaza Clemenceau después en la tumba del Soldado Desconocido bajo el Arco de Triunfo.

Dejar una opinión