Una visita insólita en la que descubrirás la historia del Louvre nadie te había contado. Suele ocurrir cuando la visita al Louvre empieza por la bodega.

Antes de ser un museo, el Louvre fue el palacio de los reyes de Francia.

Trudon, el sommelier de Luis XV, fue quién hizo construir el hotel particulier (los hotels particuliers son lujosos palacios construidos en el siglo XVII  y en los que habitaba una familia) por el que entramos a las bodegas del Louvre.

Una visita lúdica e interactiva para descubrir los secretos del vino estimulando los cinco sentidos. A través de diferentes salas conoceremos las viñas y la importancia que tiene el suelo en la elaboración de los vinos; el tacto nos ayudará a diferenciar… Una sala de los aromas en la que poner a prueba nuestras cualidades olfativas, la creación del vino y el gusto. Después seguiremos todo el proceso de fabricación para terminar la visita con una degustación.

Y una vez finalizado nuestro recorrido por las cavas pasaremos el museo para descubrirlo desde una doble perspectiva la de museo y la de palacio. Será una visita corta, enfocada a descubrir las principales obras del Louvre.

Dejar una opinión