Cuando la visita a Versalles empieza con un desayuno en palacio

 

Y mientras saboreamos ese delicioso momento escucharemos las costumbres y las reglas de etiqueta de la época… el arte de poner la mesa, el refinamiento de las maneras, el origen de la cocina francesa.

Finalizado el desayuno disfrutaremos de un acceso privilegiado al palacio para descubrir en profundidad la figura de Luis XIV, un recorrido histórico si… pero también de su vida en la intimidad, de la familia, de sus amantes…

Nuestra visita continuará en los jardines que fueron el orgullo del Rey y la demostración de su poder al mundo, descubriremos las historias mitológicas que esconden sus fuentes y “bosquets”

 “Antes de ser un castillo, Versalles fue un jardín, antes de ser un jardín fue una fiesta, una noche antes de ser mil soles… Si se quiere comprender Versalles, antes hay que pasear por sus jardines”…

 

 

Dejar una opinión