Camille Corot en el Museo Marmottan de París. Una de las exposiciones esperadas de 2018 y una muy buena respuesta a la pregunta ¿Qué ver en París?

Célebre por sus paisajes, Corot fue también un gran retratista. La exposición reúne un conjunto excepcional de retratos y con él la parte más personal, la más secreta y también la más moderna de su producción.

Alrededor de sesenta obras procedentes de las más prestigiosas colecciones públicas y privadas de Europa y de Estados Unidos ( Museo del Louvre, National Gallery de Londres, Metropolitan Museum de Nueva York, Gallery de Washington, Kunsthalle de Hambourg, Belvedere de Viena… ) y reabre un archivo poco conocido.

“Siempre será grande, el anticipó todo” Edgar Degas 1883

Corot, nacido en París en 1796, es, junto con Millet, uno de los fundadores de la Escuela de Barbizón y uno de los principales representantes del movimiento pre-impresionista. Supo romper con la pintura clásica de Poussin, fue pionero de la pintura al aire libre y del sentimiento real de la naturaleza. Hasta entonces los paisajes eran construidos, encuadrados pero Corot empieza a pintar paisajes, figuras y objetos interrumpidos por el límite del cuadro. Solo son fragmentos de naturaleza recreados por la pintura. Sus cuadros podían parecer esbozos poco importantes por lo que se le criticaban por falta de técnica. Sin embargo, este maestro supo aunar la herencia clásica y romántica en el paisaje.

Su influencia fue decisiva en el movimiento impresionista y ello a pesar de que Corot no simpatizaba con el grupo al que consideraba excesivamente rebelde. La principal innovación del movimiento impresionista consistió, precisamente, en la fidelidad a la sensación óptica obtenida ante la naturaleza en determinadas condiciones atmosféricas y de luz, Corot fue el primer pintor que expresó esa sensación en sus cuadros.

Corot, le peintre et ses modèles

Museo Marmottan Monet

Del 8 de febrero al 8 de julio de 2018

Dejar una opinión