Paseo por los jardines de Versalles, descubriendo sus secretos

Paseo por los jardines de Versalles, descubriendo sus secretos

publicado en: Qué ver en París | 0

¿Sabías que los jardines esconden mensajes que el Rey quería transmitir a sus súbditos?  Un paseo por los jardines de Versalles, descubriendo sus secretos.

 

El parque de Versalles ocupa 800 hectareas, es tan grandioso como el palacio y, sin embargo, no siempre reservamos el tiempo suficiente para conocerlo.

“Antes de ser un castillo, Versalles fue un jardín, antes de ser un jardín fue una fiesta, una noche antes de ser mil soles… Si se quiere comprender Versalles, antes hay que pasear por sus jardines”…

El rey Luis XIV eligió el sol como emblema. El sol es también Apolo, el dios de la paz y de las artes que da vida a todas las cosas. Los jardines son una alegoría del Universo y están llenos de evocaciones mitológicas y símbolos queridos por Luis XIV. El rey pensaba que estos jardines eran la mejor forma de mostrar la belleza y el poder de Francia.

Fueron diseñados por André Le Nôtre jardinero, hijo y nieto de jardinero, paisajista, pintor, arquitecto…  un mago de las perspectivas que supo doblegar la naturaleza salvaje en honor de su señor y presentar al mundo su poder inigualable

Paseo por los jardines de Versalles, descubriendo sus secretos

La Orangerie

Construida en los primeros años  la Orangerie  es un invernadero gigante para árboles frutales de todas las partes del mundo, está estratégicamente situada para proteger a los árboles de los rigores del invierno.

Paseo por los jardines de Versalles, descubriendo sus secretos

El Gran Canal

Cuando salimos al jardín lo primero que nos sorprende es el  Gran Canal, impresionante, con su forma de cruz y sus inmensas dimensiones (1,5Km de largo y 62 m de ancho). Este embalse servía para recoger el agua de las fuentes.  Un juego visual hace que parezca infinito. A su  alrededor hayas, robles, fresnos y cerezos silvestres… Luis XIV acostumbraba a tener un velero de tres palos, una galera, chalupas y góndolas de Venecia.

Los Bosquets

Los bosquets, pequeños espacios verdes que salpican el jardín, estaban pensados como lugares de entretenimiento y sorpresa para los invitados. En ellos se podían servir comidas durante el verano, representar obras de teatro, óperas y conciertos…

Salle de bal

La Salle de Bal

Este anfiteatro vegetal estaba dedicado al baile, disciplina que dominaba el Rey Sol. Fue ambientado con cascadas, piedras y conchas de Madagascar que dibujan un escenario para los bailarines mientras que los invitados podían sentarse en las gradas vegetales.

 fuente de versalles cc by yann caradec

L’Encelade

El episodio mitológico de esta fuente es la caída de los Titanes, enterrados bajo las rocas del Olimpo por los dioses a quienes habían querido destronar. El Titán es representado con el cuerpo semienterrado en la roca, luchando contra la muerte y su sufrimiento es el chorro de agua que se escapa de su boca como un grito.

 

Las fuentes

 

bassin de latone

El estanque de Latona

Es una de las piezas maestras del jardín, narra un episodio de la infancia de Apolo, relatado por Ovidio. Los licios atormentaban a Latona y a sus dos hijos Apolo y de Diana tirándoles bolas de barro. Latona obtiene la ayuda de Júpiter que transforma en ranas a los licios. Este episodio de la mitología fue elegido para representar de manera alegórica la revolución de la Fronda.

las fuentes de versalles

El Estanque de Apolo

Representa a Apolos, dios del sol, mito identificado con Luis XIV, conduciendo su carro celeste. Júpiter le había encargado llevar la luz a todos los confines de la tierra. Este escultura representa la salida del sol: el carro del dios Apolo sale del agua tirado por cuatro caballos rodeado de tritones.

Dejar una opinión