Los secretos del Palais Royal, el gran olvidado