Plan  de las autoridades para minimizar los impactos de la ola de frío en París. La ayuda a las personas sin recursos y comunicación para evitar  incidentes son los ejes de este plan.

El ayuntamiento advierte de que la ola de frío en París, el viento y la nieve pueden ser el origen de riesgos graves para la salud, entre ellos:

  • Hipotermia, disminución de la temperatura del cuerpo por debajo de los 35º
  • Congelación de las extremidades
  • Agravación de riesgos cardiovasculares, caídas, etc…

Otoño y comfort food, entre placer culpable y dulce indulgencia

Algunos consejos :

  • Debes alimentarte de manera conveniente
  • Mantén tu domicilio a una temperatura adecuada de alrededor de 19º
  • Verifica los sistemas de calefacción y agua caliente y el buen funcionamiento de la ventilación.

Si deben imperativamente salir:

  • Adapta tu forma de vestir cubriendo las partes del cuerpo más sensibles al frío: los pies, las manos el cuello y la cabeza. Unos buenos zapatos permitirán evitar caídas.
  • Si tienes que utilizar el coche, no olvides llevar mantas, un teléfono y medicamentos habituales
  • Si observas a una persona en dificultades avisa al 115

Ola de frío en París

Lo que no se debe hacer

  • Evita los desplazamientos, particularmente los niños y los adultos de más de 65 años.
  • No hagas demasiados esfuerzos físicos y actividades en el exterior
  • No consumas alcohol porque hace desaparecer los síntomas del frío
  • No hagas funcionar los sistemas de calefacción ocasionales de forma continua
  • Evita salir por las noches, es cuando hace más frío

El Plan Grand Froid (gran frío) es un dispositivo que se acompaña de un procedimiento de vigilancia y buenas prácticas para prevenir los peligros de un periodo de frío prolongado. Este plan permite que el prefecto de la policía pueda requisar edificios de forma eventual para alojar a los más necesitados. Hay que tener en cuenta que, aunque la temperatura sea superior a 0º, la sensación de frío puede hacer que parezca negativa debido a la humedad y al viento.

En estos días el Samu social refuerza sus efectivos para socorrer a las personas que llaman al 115. Una red de voluntarios: Cruz Roja, los Restos de Coeur, Emmaus… colaboran con la policía en estas tareas ante la ola de frío en París.