Mariano Fortuny, un español en Venecia

Mariano Fortuny, un español en Venecia

publicado en: Qué hacer en París | 0

El Palacio Galliera, museo de la moda de París, presenta la exposición retrospectiva: Mariano Fortuny, un español en Venecia.

Hijo del pintor Fortuny, se orienta en sus primeros años hacia la pintura pero su naturaleza ecléctica le lleva a interesarse por la fotografía, los grabados, el diseño y a apasionarse por la puesta en escena y la iluminación escénica.

Español de nacimiento pero veneciano de  adopción. Se establece en Venecia. En 1906 da un giro hacia el textil con sus chales de seda « Cnossos », con motivos inspirados en la cerámica cretense de Camares.  Fortuny  busca la liberación de los cuerpos y revisita la Antigüedad, la Edad Media y el Renacimiento. Se inclina por la ligereza de los vestidos sin talle, creando piezas intemporales de líneas rectas.  Magnifica cada tela en una pieza única con sutiles juegos de luz. Sus impresiones de polvos metálicos sobre terciopelos de seda  rinden homenaje a las influencias bizantinas, japonesas y persas.

El Palacio Galliera, museo de la moda de París presenta la exposición retrospectiva: Mariano Fortuny, un español en Venecia

La leyenda de los Delphos

Su obra más conocida fue el vestido Delphos en seda, con el plisado que le hizo célebre en el universo de la moda. Este sencillo vestido se convirtió en el símbolo de la liberación femenina de aquellas prendas que la oprimían. Era también sencillo de transportar, los vestidos se guardaban enrollados en forma de nudo.

Todos los Delphos son iguales y sin embargo su propio proceso de elaboración hace que ninguno sea idéntico al anterior. Las telas se importaban de China y Japón y se teñían en los talleres de Venecia.  Fortuny  guardó muy bien el secreto de elaboración de este vestido. Se cree que al día siguiente de su muerte su viuda Henriette tiró a los canales de Venecia los colores que utilizó su difunto marido para que nadie pudiera imitarlos… y parece que lo consiguió porque hasta la fecha nadie ha podido imitarlos.

Ese vestido  que cautivó las mujeres de la alta sociedad y a artistas como Isadora Duncan y Sarah Bernhardt, hoy fascina a los parisinos.

La exposición de Mariano Fortuny es una invitación a la fluidez, a los ambientes reflectantes de un inventor prolijo que fue también un ardiente defensor de la liberación del  cuerpo y, lujo supremo, del  confort.

Esta exposición concebida por Sophie Grossiord acaba el ciclo español de la moda en París que comenzó este año con la exposición de Balenciaga en el Museo Bourdelle y después con la exposición de trajes españoles en la casa de Victor Hugo.

Mariano Fortuny, un español en Venecia

Del 4 de octubre al 18 de enero de 2018

Museo Galliera

Dejar una opinión