El castillo de Monte Cristo, el sueño de un escritor