Amor y celos en Chenonceau, el castillo de las Damas