La Pirámide del Museo del Louvre, un proyecto controvertido

publicado en: Historias de la ciudad | 1

la_piramide_del_museo_del_louvre

La Pirámide del Museo del Louvre, se inauguró en 1989 y es obra del arquitecto estadounidense de origen chino Ming Pei.

 

El proyecto de construcción fue impulsado por el presidente francés François Miterrand.

Inicialmente, el proyecto no tuvo una buena aceptación y sufrió las críticas de sus detractores.

Miterrand era apodado por la  prensa: « Mitteramses».

La Pirámide del Museo del Louvre formaba parte de un proyecto de ampliación para dotar al museo de una superficie adicional de 22.000 metros, procedentes del edificio del Ministerio de Finanzas. Aumentar la superficie del museo significaba también aumentar las visitas al mismo. Las entradas de la época no estaban preparadas para recibir una mayor afluencia de visitantes y este es el motivo por el que se decide crear una nueva entrada.

La pirámide está situada en el patio de Napoleón  del museo y permite el acceso al mismo. Tiene una altura de 20,1 metros. Construida en vidrio y aluminio, consta de  673 paneles de vidrio divididos en 603 rombos y 70 triángulos. El vidrio, producido por la empresa Saint Gobain, se llama “diamante” porque es transparente, totalmente incoloro, ligero y resistente. Hoy en día, la empresa continua produciéndolo.

La pirámide del Louvre - Pirámide invertida

Construida como las pirámides egipcias, tiene una inclinación de 51 grados, es un modelo reducido de la pirámide de Keops. Justo debajo de ella existe otra pirámide, la “pirámide invertida”, cuya función es servir de claraboya.

Los detractores de la proyecto basaban sus argumentos en la diferencia de estilos y también en que la pirámide cortaba la perspectiva del Museo.

Años después de su inauguración, la pirámide se ha convertido en un símbolo más de París y uno de los lugares más buscados por los turistas para hacer fotos. Podría decirse que con el tiempo la pirámide se ha convertido en la tercera obra más apreciada del Louvre por detrás de la Gioconda y de la Venus de Milo.

Una respuesta

  1. Alberto Hidalgo

    Muy cierto, a mi parecer es un emblema de Paris, todo un icono!

Dejar una opinión