La curiosa historia del pie de la estatua de Montaigne

La curiosa historia del pie de la estatua de Montaigne

publicado en: Historias de la ciudad | 0

Es, desde hace decadas, el talismán de los estudiantes parisinos. Descubre la curiosa historia del pie de la estatua de Montaigne.

La estatua de Michel Montaigne está instalada en la Plaza Paul-Painlevé frente a la entrada de honor de la Sorbona.

La estatua, obra de Paul Landowsky, era inicialmente de mármol pero la costumbre de los estudiantes de acariciar el pie hacía que ésta se degradara frecuentemente. Los estudiantes creían que tocar el pie derecho de la estatua mientras saludaban al filósofo con un “Salut Montaigne”  les daba suerte en sus exámenes. Por ello, era necesario visitar la estatua antes de hacer el examen para realizar el ritual.

Ante el coste de las restauraciones, el Ayuntamiento tomó la decisión de sustituir la estatua original por una de bronce en el año 1989.  No obstante, la tradición continua vigente como lo demuestra el pie de la nueva estatua.

Montaigne_Paris cc by AMahoney

Michel Montaigne fue un  filósofo, escritor, humanista  y moralista del renacimiento.  Su influencia fue importantísima en la en la literatura francesa, occidental y mundial. Fue el creador del Ensayo como género; estudioso de los clásicos y también un crítico de la cultura, la religión y la historia de su tiempo.

Como otros muchos intelectuales de su época Montaigne era un defensor del humanismo, profesaba también el relativismo cultural. Católico, mostró su aversión por los conflictos bélicos entre católicos y protestantes, intentó ser moderador en el conflicto  y rechazó profundamente la esclavitud.

Su lema “¿Qué se yo?” se hizo famoso. Fue el punto de partida de su desarrollo filosófico y refleja su desapego de las  cosas del mundo.

(Biografía de Montaigne: fuente Wikipedia)

Dejar una opinión