Escapada al Mont Saint Michel

Escapada al Mont Saint Michel

publicado en: Escapadas, Prepara tu viaje | 0

La escapada al Mont Saint Michel es hacer un  viaje en el tiempo y sumergirse en la Edad Media. Un lugar mágico e insólito que te envuelve desde que lo ves.

Mont Saint Michel cc by Zed Dragon

Situada en la Baja Normandía, esta “isla” rocosa, unida a la tierra firme por una carretera, tiene una impresionante abadía y una ciudad medieval amurallada. Uno de los factores que hace  esta visita tan especial son las mareas que inundan la bahía dos veces al día, en esos momentos el Mont Saint Michel se transforma en una isla.

La abadía, de estilos carolingio, románico y gótico, tiene dos partes: la iglesia y la “mervelle” (zona donde vivían los monjes). Está construida en  tres plantas y tiene las edificaciones necesarias para las actividades de un monasterio claustro, refectorio, sala de trabajo, bodega, dormitorios…

Abadía del mont Saint Michel

La Historia

El Obispo de Avranches San Auberto ordenó la construcción de un oratorio dedicado al Arcangel San Miguel en 708. En 1200 el oratorio fue incendiado durante la lucha entre bretones y normandos. Fue el rey Felipe II Augusto quien financió la reconstrucción del monasterio. Más adelante, con la invasión de los ingleses el Mont San Michel fue el único territorio que resistió los ataques.

En 1622 la congregación de San Mauro devuelve al Monte su esplendor. Comienza otra época de peregrinaciones y también de visitas de grupos esotéricos dedicados a la alquimia y a otros avances científicos. Es entonces cuando la casa real francesa, influida por las secciones más conservadoras de la iglesia, decide abandonar el lugar.

Tangible history

 

En 1791 los monjes benedictinos abandonan el monasterio y este pasa a convertirse en prisión. Durante la Revolución 300 sacerdotes son encarcelados aquí. El monasterio seguirá siendo prisión hasta que Napoleón III ordena su cierre en 1863.

En 1979, el Mont Saint Michel y la bahía fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Actualmente las Fraternidades Monásticas de Jerusalem aseguran la presencia de religiosos durante todo el año y sustituyen a sus ancianos habitantes: los benedictinos.

Inn to the White Sheep

La Leyenda

Cuentan que hace muchos años el demonio, bajo la forma de dragón marino, aterrorizaba a los campesinos del lugar. El arcángel San Miguel, guerrero celestial que sofocaba las revueltas contra Dios, luchó contra el demonio en una cruenta batalla hasta que le derrotó.

Cuentan, también que el obispo de Avranches, San Auberto, contempló la batalla y que en varias ocasiones recibió la visita del arcángel que le pedía construir un templo conmemorando la victoria del cielo contra las fuerzas del mal. Convencido de que había perdido el juicio  San Auberto no hacía caso a las solicitudes del arcángel. En una última visita el arcángel para demostrar su presencia hizo un agujero en el cráneo del santo. Esta herida no fue mortal, San Auberto vivió muchos años e inició la construcción del templo, su cráneo se conserva en la Abadía de Avranches.

mont saint michel

Las mareas

La bahía del Mont Saint Michel es el escenario de las más grandes mareas europeas. La variación llega hasta los 14,5 metros de altura del nivel del agua y en los momentos de las grandes mareas ( entre 36 y 48 horas después de la luna llena y la luna nueva)  el mar inunda 15km de la bahía y lo hace en aproximadamente cuatro horas y media.

mont saint michel2

Fueron las mareas las que contribuyeron a hacer del monte una fortaleza inexpugnable. Durante siglos únicamente era accesible por vía terrestre en los momentos de marea baja, y por vía marítima cuando la marea era alta. Actualmente se puede acceder a la abadía en todo momento gracias a la carretera que lleva a los pies de la roca.

Dejar una opinión