El Bolero de Ravel en la Opera de París

Es una de las bellas sorpresas que nos reserva la temporada, el Bolero de Ravel en la Opera de París.

Más allá de las seis obras que Ravel ha compuesto para ballet, toda su obra  es fuente inagotable de inspiración coreográfica. El Vals, escrito después de la Primera Guerra, es una disolución en un remolino fantástico y fatal del vals vienés y el mundo que éste encarna. Conforme a esta idea la coreografía de George Balanchine de 1951 mezcla el tormento romántico con la aparente alegría.

El Bolero de Ravel en la Ópera de París
© Laurent Philippe / OnP

Con otro espíritu, Jerome Robbins adapta en 1975 el concierto en sol para piano compuesto por Ravel a la vuelta de una gira por Estados Unidos en la que descubrió el jazz. Encuadrado por dos movimientos con aires de comedia musical, un dúo magnifica el vocabulario clásico.

Para terminar, el Bolero de Ravel en la Ópera de París, Sidi Larbi Cherkaoui y Damien Jalet concluyen el programa por un Bolero fascinante, de movimientos cautivados por la escenografía de Marina Abramovic y el vestuario de Riccardo Tisci, director artístico de la casa Givenchy.

Robbins /​ Balanchine /​ Cherkaoui, Jalet

Ópera Garnier

Del 2 al 27 de mayo de 2017

Más información en Opera de París

Dejar una opinión